Ediciones

Salud materna y juvenil

Existen marcadas desigualdades en materia de salud, por raza y etnia, en el porcentaje de mujeres de Nueva Jersey que reciben algún tipo de atención prenatal, ya que las madres negras tienen más del doble de probabilidades de no recibir ningún tipo de atención prenatal en comparación con todos los demás grupos raciales/étnicos.

Dentro de estas persistentes disparidades están los efectos actuales del racismo-racismo institucional que comenzó con la esclavitud de los negros, se incrustó en nuestras primeras instituciones y ha seguido influyendo en las políticas y prácticas desde entonces, según el Instituto Nacional para la Calidad de la Salud Infantil.

De todas las muertes relacionadas con el embarazo en Nueva Jersey entre 2009 y 2013, más del 46 por ciento fueron mujeres negras, cinco veces más que sus homólogas blancas. Los bebés negros siguen muriendo a un ritmo tres veces mayor que los blancos y las mujeres de todas las razas tienen más probabilidades de perder la vida durante el parto aquí que en muchos otros estados.

El acceso a una atención prenatal temprana y constante aumenta las probabilidades de que el embarazo y el parto sean seguros y saludables, tanto para las madres como para los bebés.

En todo el país, más de 77% de mujeres inician el cuidado prenatal en el primer trimestre de embarazo. En Nueva Jersey, la tasa es de 72% y en el condado de Mercer las tasas de atención prenatal temprana son más bajas, con 63% de madres del condado de Mercer y menos de la mitad de las madres de Trenton asistiendo a una visita prenatal en el primer trimestre (2016).

En Trenton, 57,8% de mujeres informaron de una atención prenatal "adecuada" a partir del final del cuarto mes de embarazo y que recibieron al menos 80% de visitas prenatales recomendadas en 2017. Esto está muy por debajo de los índices del condado de Mercer (71,1%) y de Nueva Jersey (72,3%).

En 2015, Trenton tenía una tasa de natalidad entre las adolescentes (de 17 años o menos) casi seis veces superior a la media estatal (30,5/1.000 a 5,8/1.000 nacidos vivos). El hecho de tener uno o más embarazos antes de los 17 años suele ser un factor de predicción de los malos resultados educativos y económicos futuros.

Comparte: